Nuestra obsoleta mentalidad de mercado

Main Article Content

Autores

Karl Polandy

Resumen

Después de Hiroshima y Nagasaki, Polanyi advirtió que el libre mercado podía destruir la naturaleza y la especie humana. Las sociedades han combinado tres formas económicas básicas: redistribución, reciprocidad e intercambio. En la postguerra, el Estado de bienestar conjugó el mercado y la redistribución, y mejoró los niveles de vida. En los años ochenta se dio primacía absoluta al mercado con base en que procesa la información y asigna los recursos mejor que los humanos y que las instituciones deben operar como un mercado, que pasó a considerarse universal, eterno y omnisciente. Los resultados de dejar la solución de problemas creados por el mercado al libre funcionamiento de los mercados son trágicos: se aceleró la destrucción del mundo natural y la concentración de la riqueza, son incontables las muertes evitables y trágicas las pérdidas de bienestar. Hoy es más necesario crear un nuevo orden que requiere una libertad interior para la que nos ha preparado mal la sociedad de mercado.

Palabras clave:

JEL:

E20, E52, E6

Article Details

Licencia

Creative Commons License
Esta obra está bajo licencia internacional Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0.

Descargas

La descarga de datos todavía no está disponible.