Argumentos para una teoría de los derechos sociales

Main Article Content

Autores

Francisco Javier Ansuátegui Roig

Resumen

No es inusual encontrarnos propuestas en relación con los derechos sociales según las cuales estos serían derechos secundarios, devaluados, frágiles, de segunda categoría (o generación), de papel, y todo ello por razones históricas, morales, económicas y jurídicas. En las líneas que siguen, me propongo subrayar que, en realidad, es posible desmontar (eliminar) piezas básicas de este discurso de manera que el mismo al menos se matice como consecuencia de sus inconsistencias. En definitiva, lo que pretendo poner de relieve es que, de la misma manera que no es neutral el planteamiento que tiende a la potenciación y profundización de determinados derechos en el marco del Estado social, tampoco es aséptico y desinteresado aquel otro que, subrayando determinados perfiles de los derechos sociales, elabora un discurso que los relega en relación con otros. No es mi intención proponer una teoría completa de los derechos sociales que aborde por tanto sus dimensiones históricas, morales, conceptuales y jurídicas. Por el contrario, pretendo señalar algunos aspectos nucleares que necesariamente han de ser abordados por esa teoría. No pretendo elaborar una teoría comprehensiva de los derechos sociales, sino que abordare determinadas cuestiones imprescindibles, en mi opinión, que, por una parte, de una u otra manera deben ser tratadas por una teoría de los derechos sociales y, por otra, constituyen elementos claves en la construcción de una teoría “devaluada” de los derechos sociales, que, por tanto, merecían algún tipo de respuesta. Voy a identificar esas cuestiones de la siguiente manera: el problema cronológico, el problema estructural y el problema económico.

Palabras clave:

Article Details

Descargas

La descarga de datos todavía no está disponible.