Turismo y estética formativa

Main Article Content

Autores

Clara Inés Sánchez Arciniegas

Resumen

¿Existe alguna armonía entre el conocimiento y la estética? Sin duda alguna el hombre con conocimiento y sin virtud de la estética es un autómata; este necesita de las diferentes manifestaciones en las que se encuentra plasmada y necesita recordarlas continuamente. La estética como doctrina de conocimiento no es reciente, en el siglo xviii cuando por primera vez se define teóricamente hasta nuestros días en la Universidad actual. Esta última aparentemente menos evidente debido a las nuevas formas de aprendizaje con herramientas tecnológicas muy avanzadas y contraria a la imagen del universitario que hace dos siglos como complemento a su educación se distraía a través del Gran Tour, partida que tiene el turismo para fomentar el goce estético. ¿Cuál es entonces la relación entre distracción y formación? Se debe entonces reflexionar y comprender que el conocimiento interdisciplinario y la metodología debe procurar en los hombres actitudes adecuadas frente a la cultura y el arte a través del conocimiento.

Palabras clave:

Article Details

Descargas

La descarga de datos todavía no está disponible.